Andrés Bello, el intelectual venezolano qie iluminó a Chile
Andrés Bello

Andrés Bello, el intelectual venezolano que iluminó a Chile

Andrés Bello, considerado “Primer Humanista de América”, fue un polifacético intelectual venezolano del siglo XIX, jurista, filólogo, traductor, político, ensayista, poeta, docente y diplomático. La mayor parte de sus aportes los realizó en Chile, donde contribuyó enormemente a su construcción republicana desde la educación, la institucionalidad y las leyes.

Ven para saber más sobre Andrés Bello

Nacimiento y primeros años

Andrés de Jesús María y José Bello López nació en Caracas, el 29 de noviembre de 1781, sus padres fueron Bartolomé Bello, abogado de la audiencia caraqueña y Ana Antonia López.

Durante su niñez vivió en la casa de su abuelo materno, el artista Juan Pedro López; sus primeros estudios los cursó entre 1792 y 1796, en la academia particular de Ramón Vanlonsten y luego en el Convento de los Mercedarios, bajo la supervisión y guía de Fray Cristóbal de Quesada, con quien aprendería sus primeras nociones de Gramática y Latín, además estudiaría la literatura clásica castellana y griega.

El joven Andrés Bello

El joven Bello ingresa al Seminario de Santa Rosa en 1796, allí se matricula en la clase avanzada de Latín. En 1797 se inscribe en la Real y Pontificia Universidad de Caracas para cursar Filosofía, egresaría en 1800 como Bachiller en Artes, paralelamente estudia Inglés y Francés.

Fue profesor de Simón Bolívar, apenas dos años menor, a quien le dictó las asignaturas de Literatura y Geografía entre 1797 y 1799.

Participa en la expedición de Alejandro de Humboldt y Aimé Bonpland en 1800, juntos exploran y ascienden al cerro El Ávila.

En 1808 se funda el periódico La Gazeta de Caracas, el primero y más importante de la  Capitanía General de Venezuela, Andrés Bello sería su primer redactor y trabajaría allí hasta 1810.

Funcionario Gubernamental

Durante la primera década del siglo XIX, Andrés Bello ya había alcanzado cierta notoriedad intelectual.

En ese lapso, aparte de su trabajo como redactor en La Gazeta de Caracas,  también era funcionario de la colonia como oficial segundo (luego ascendido a oficial mayor) de secretaría de la Gobernación de Venezuela, cargo que desempeñó hasta los sucesos del 19 de abril de 1810.

Simpatizante de la causa independentista, Andrés Bello prosiguió en su labor ratificado por la Junta de Gobierno. Poco tiempo después fue designado, junto con Simón Bolívar y Luis López Méndez, para viajar en misión diplomática a Inglaterra; allá llegarían el 10 de julio de 1810 con el objetivo de procurar el apoyo del gobierno británico a la Independencia de Venezuela.

Diplomático en Londres

A pesar de las buenas expectativas puestas por la Junta de Gobierno a la misión de Bolívar, López y Bello, esta no tuvo los resultados esperados.

Tras varias reuniones con Richard Wellesley (canciller británico de la época), no consiguieron el apoyo británico a la causa independentista venezolana. Bolívar regresa a Venezuela, pero Bello y López permanecen en Londres en calidad de funcionarios diplomáticos.

Después del 5 de julio de 1811, declarada la Independencia de Venezuela, Andrés Bello y López Méndez continúan en Londres como embajadores del nuevo gobierno republicano. Allí residían en casa de Francisco de Miranda ubicada en Grafton Street.

Exilio

No duró mucho tiempo su primera labor diplomática, en 1812 los españoles retoman el control de Venezuela, Bello se convierte en exiliado, se queda sin ingresos y al no poder regresar decide ganarse la vida como profesor particular de español y francés, corrector de errores ortográficos y tipográficos en imprentas, transcriptor, etc.

Durante su exilio, Andrés Bello también trabajó en el Museo Británico y en la Biblioteca de Londres. En estas instituciones aprovecharía para revisar documentos invaluables y profundizar sus conocimientos de filología.

De igual manera, en la capital inglesa Bello continuaría su formación como jurista en el campo del Derecho Internacional, al calor de los sucesos que estremecían al mundo en aquellos años.

Andrés Bello también contribuyó al conocimiento de América en el aspecto geográfico, cultural, político y científico en su rol de redactor para publicaciones como La Biblioteca Americana, El Censor Americano y El Repertorio Americano (de la que era director), desde esta última Bello planteó un tratado ortográfico para los hispanoamericanos.

En Londres también escribió la famosas Silva a la Agricultura de la Zona Tórrida y Alocución a la Poesía.

Matrimonio

Andrés Bello contrajo matrimonio con la británica Mary Ann Boyland en mayo de 1814, con ella tendría tres hijos: Carlos, Francisco y Juan Pablo. En 1821 Boyland fallece a causa de la tuberculosis. Tres años después se casa nuevamente con Elizabeth Antonia Dunn, con ella tendría diez hijos más.

Retorno a la diplomacia y nuevo rumbo

Desde 1820 Bello ofreció sus servicios diplomáticos a otras misiones diplomáticas americanas.

En 1822 es admitido en la legación chilena en Londres como secretario. Allí estuvo hasta 1825 cuando pasa a ser secretario de la Embajada de Colombia (la Gran Colombia), cargo que no ocuparía mucho tiempo por la animadversión que sentía hacia Bolívar y su desacuerdo con la política de la nueva nación.

Bello decide volver a tocar la puerta de la embajada chilena, donde se mantuvo tres años más hasta que en 1828 decide partir de Inglaterra para radicarse en Chile.

En febrero de 1829 sale desde el Puerto de Gravesend con destino al Puerto de Valparaíso, donde desembarca con su familia en junio del mismo año.

Chile

Recién llegado a Chile, en julio de 1829, el entonces presidente Francisco Antonio Pinto designa a Andrés Bello en principio como oficial mayor del Ministerio de Hacienda, este nombramiento sería modificado y el venezolano irá al Ministerio de Relaciones Exteriores.

Bello asume la redacción de las secciones de Cultura y Política Exterior del periódico oficialista El Araucano en 1830. Al mismo tiempo empieza a impartir clases en el Instituto Nacional.

En 1832, el gobierno chileno le confiere la nacionalidad chilena por Ley a Andrés Bello. Posteriormente, es llamado a integrar la Junta de Educación que definirá los planes y programas de estudios para los colegios de Chile.

Aportes significativos a las instituciones y cultura chilenas

El venezolano Andrés Bello fue una figura determinante en la construcción de las nueva institucionalidad de Chile, donde también hizo aportes a la educación y a la cultura en general.

Como lingüista intentó educar sobre el correcto uso del lenguaje en aquella nación.

Aportes Jurídicos

Elegido senador de la República de Chile en 1837 (reelegido en tres períodos consecutivos hasta 1864), Andrés Bello recibió la importante misión de redactar el Código Civil de Chile para derogar la legislación colonial, labor que realiza entre 1840 y 1855. Antes había participado en la redacción de la Constitución chilena de 1833.

El Código Civil redactado por Bello, alabado por juristas y la sociedad chilena de la época, así como en otras latitudes. Promulgado en 1855, entró en vigor en 1857 y se mantiene vigente hasta el día de hoy.

Aportes Educativos

 En 1840, inspirado en los modelos de educación superior ingleses, alemanes y franceses, a Andrés Bello se le ocurre la creación de una Universidad que se adecuara a las necesidades formativas, culturales y profesionales de la nueva república y a las de Latinoamérica en general.

El 19 de noviembre de 1842, el Congreso Nacional de Chile aprobó la Ley Orgánica que permitió la creación de la Universidad de Chile. En 1843, Andrés Bello asume como primer rector de la nueva institución de educación superior, cargo en el que estaría hasta su muerte.

La Universidad creada y dirigida por el intelectual nacido en Venezuela fue pieza fundamental para el desarrollo cultural del país austral.

Aportes al Lenguaje

Desde Chile, Andrés Bello hizo todo lo que estuvo a su alcance para evitar el deterioro o empobrecimiento del idioma castellano en ese país y el resto de Latinoamérica.

A Bello le preocupaba sobremanera que el mal uso del castellano en las ex-colonias españolas en América y especialmente en Chile, condujera a “la confusión de idiomas, dialectos y jerigonzas, el caos babilónico de la Edad Media”.

El sabio caraqueño realizó notables trabajos de investigación, entre los que encontramos su Análisis ideológico de los tiempos de la conjugación castellana y su adaptación en español de la obra El Arte de Escribir, original del Abate de Condillac.

Su obra cumbre en el estudio del lenguaje fue la Gramática de la Lengua Castellana destinada al uso de los americanos. Trabajo de sistematización del uso de la lengua en Chile y el resto de la América de habla castellana que le valió, en 1851, la incorporación a la Academia Española de la Lengua como miembro honorario.

Fallecimiento

Andrés Bello fallece en Santiago de Chile, el 15 de octubre de 1865. La muerte del intelectual nacido en Caracas fue causa de duelo nacional en Chile, donde se respeta su figura y reconocen sus aportes hasta nuestros días.

Fue enterrado en el Cementerio General de la capital chilena.

En el bicentenario de su nacimiento, el 29 de noviembre de 1981, la República de Venezuela inauguró un cenotafio en su honor en el Panteón Nacional.

También, como homenaje de su país natal a Andrés Bello, cada 29 de noviembre se celebra en Venezuela el Día del Escritor y la Escritora.

Para saber más

También te puede interesar

Descubre todo lo que traemos para ti en nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad