El Ara San Juan (Ilustración: Mariana González)

ARA San Juan, tragedia envuelta en misterios y ocultamientos

La reciente tragedia del submarino Titán, aún con los cuestionamientos sobre la banalidad de de aventuras riesgosas y sin rigurosidad ni objetivos científicos, puso de relieve nuevamente ese afán humano por adentrarse en lo desconocido de los océanos, de nuestros mares, de ese manto infinito que sólo conocemos, valga la expresión, con superficialidad.

En América Latina tuvimos en el pasado muy reciente un conocido accidente submarino que llenó de dolor a decenas de familias. Se trata de la desaparición en el año 2017 del submarino ARA San Juan de la Armada argentina. Una tragedia envuelta en el misterio y en la inquietud por conocer con certeza las causas de lo ocurrido. 

El ARA San Juan era un submarino de fabricación alemana a propulsión convencional. Podía sumergirse hasta los 250 metros, formaba parte del equipo naval de patrullaje de la zona económica exclusiva de la Armada argentina. Nunca participó en ningún conflicto bélico, pero contaba capacidad para lanzar 24 torpedos. Para el momento del accidente estaba tripulado por 44 personas, entre ellos una mujer.

El 16 de noviembre de 2017 se conocieron los primeros informes sobre las dificultades para ubicar al ARA San juan. Al principio se filtró a los medios, que sólo se trataba de un problema de comunicación y que aún no había de qué alarmarse. Sin embargo algunas versiones de la investigación sobre el suceso indica que había sido el día anterior, 15 de noviembre, ya había ocurrido una explosión fatal en uno de sus bancos de baterías que habría dejado a la nave sin control.

El submarino accidentado llegó a profundidades que su estructura no podía soportar y así implosionó en las aguas.

En los días de navegación previos al accidente se tiene conocimiento de reportes de fallas e incluso de intentos por repararlas luego de atravesar un temporal. La nave aparentemente, se disponía a dirigirse a Mar del Plata para ponerse a salvo.

La búsqueda del ARA San Juan, de paradero desconocido, contó con un apoyo internacional de hasta 11 países, pero nunca se dio con su ubicación exacta, hasta que en noviembre de 2018 se ubicaron los restos del submarino.

¿Qué pasó y por qué pasó?

En primer término todo apunta a una falla técnica sumada a un temporal que impidió al submarino emerger para efectuar las reparaciones momentáneas que permitieran el retorno a tierra argentina. Ahora, el debate es sobre si era seguro que el submarino navegara y se le permitiera seguir en operaciones.

La poca claridad con la que el gobierno del entonces presidente argentino Mauricio Macri y las autoridades militares manejaron la información sobre el caso hizo disparar las dudas sobre si la mediocre evaluación de la nave resultó el origen de la tragedia.

Un hecho controversial fue la contratación de la empresa Seabed Constructor para la búsqueda de los restos del ARA San Juan. Se trataba de una empresa cuestionada por realizar espionaje marítimo para Gran Bretaña.

A partir de allí surgen también dudas, debido a que algunas teorías jamás probada indicaban la posibilidad de que los militares británicos tuvieran que ver con el accidente, toda vez que el Ara San Juan navegaba cerca de una zona en litigio, reivindicada por Argentina como son las Islas Malvinas y Sandwich del Sur.

“El lunes nos buscaba un helicóptero inglés y ayer los chilenos. Hay mucho movimiento allá”, dice el mensaje que el suboficial segundo, Roberto Daniel Medina, envió al grupo de Whatsapp de su familia, antes de continuar viaje a bordo del ARA San Juan, el 4 de noviembre, y que difundió el diario La Gaceta y medios argentinos.

Aún parece que no conocemos toda la verdad sobre lo que pasó con el ARA San Juan.

Tambíen te puede interesar

Descubre todo lo que traemos para ti en nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad