El pan de jamón tradicional
El pan de jamón tradicional

La historia del Pan de Jamón

Es una creación gastronómica venezolana y el acompañante oficial de la hallaca, tiene poco más de un siglo de creado. Vamos con la historia del pan de jamón. 

Caraqueño como el pan de jamón

Si hay un elemento de la mesa navideña tradicional venezolana que es fundamentalmente caraqueño es el pan de jamón. Creado en la capital y extendido de allí a todo el país, su evolución también se concentró en la metrópoli caraqueña.

Según los investigadores, el pan de jamón empezó a hacerse en un local ubicado en la esquina de Gradillas del centro de Caracas, denominada Panadería Ramella, de dueño italiano. Quien mejor documentó el asunto fue el famoso periodista gastronómico venezolano Miro Popic, quien incluso en 1983 publicó El libro del pan de jamón, una obra donde se explica con detalle su historia.

Fue en 1905 cuando se comenzó a producir los primeros panes de jamón, que por supuesto salieron del horno cerca de la temporada navideña y se diferenciaban de los actuales. Eran sólo el pan de mas suave y un relleno de jamón similar al actual jamón planchado.

La evolución del pan de jamón

El éxito obtenido por el pan inventado por el señor Ramella, empezó a ser imitado en otras panaderías caraqueñas y desde allí multiplicó su popularidad.

“En menos de 20 años de su creación ya hay documentos que dice que había en Maracaibo y en los Andes. Luego se convirtió en un producto de cocina nacional”, señala Popic en su libro.

 

En su evolución, al pan de jamón se le fueron incorporando los ingredientes que también formaban parte de la mesa navideña en gestación de la Venezuela de inicios del siglo 20, entonces se les empezó a agregar las pasas y las aceitunas, también contenidas por la hallaca. Se convirtió entonces en un ejemplar único de Venezuela en la gastronomía mundial. 

El añadido de la Solís

Según la historia, hay otra panadería asociada al origen del pan de jamón y era del emigrante catalán Francisco Banch. Cercanas en ubicación, las panaderías Ramella y Solís vivían una dura competencia y fue en el negocio del catalán, donde por primera vez se le añadió al manjar navideño, las pasas y las aceitunas. Así, que podría decirse que hay una invención original y otra por añadidura. Aún no sabemos cuando fue que se integró la tocineta a la receta tradicional.

El pan de jamón actual

El pan de jamón clásico permanece casi intacto con la misma receta: pan estilo sobado, relleno de jamón ahumado, tocineta (panceta) pasas y aceitunas. Sin embargo, en las últimas dos décadas empezaron a desarrollarse inventos y variantes a su alrededor, como agregar queso crepa, hacer la masa de hojaldre o adaptarlo al esquema vegetariano, pero, vamos a estar claros, ya a este ejemplar no se le podría llamar pan de jamón, porque simplemente no lo tiene.

 

También hay quienes usan jamón de pavo y no de cerdo. Los dejamos con el video de la receta presionando en este link.

También te puede interesar

Descubre todo lo que traemos para ti en nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad