El Tocuyo, la “Ciudad Madre” que se fundó el 7/12/1545
El Tocuyo (Ilustración de Mariana González - 2023)

El Tocuyo, la “Ciudad Madre” de Venezuela

El Tocuyo es la actual capital del municipio Morán del estado Lara. Fundada el 7 de diciembre de 1545 fue el punto de partida para la exploración, fundación y colonización española de otras ciudades importantes del centro-occidente venezolano.

Ven para saber más sobre la fundación de El Tocuyo.

El nombre de El Tocuyo

El vocablo indígena Tocuyo tiene al menos un par de interpretaciones, unos dicen que es una palabra de la lengua de los gayones y tiene que ver con el cultivo de la yuca, mientras otros aseveran que se deriva de la palabra quechua Cuyu, un verbo que quiere decir “torcer el hilo”.

Primeros pobladores

Muchos siglos antes de la llegada de los españoles a tierras tocuyanas, sus primeros pobladores fueron las tribus indígenas Cuibas, Gayones, Camagos. Coyones y Ajaguas. Al momento de la fundación española, en 1545, se estima que su población ascendía a 20.000 habitantes originarios, en su mayoría de la tribu de los Gayones.

Los Gayones fueron los indígenas que más se enfrentaron a la conquista alemana/española y se resistieron a la colonización española. Recordemos que uno de los primeros conquistadores en explorar ese territorio fue el alemán Nicolás de Federmann en 1530, cuyas tropas combatieron contra la resistencia gayona, con un saldo de cientos de muertos.

Posteriormente, para poder colonizar dichas tierras, Juan de Carvajal debió negociar con los caciques gayones y de las otras tribus.

No obstante, como la mayoría de los pobladores originarios de lo que hoy es Venezuela, los gayones sobrevivientes fueron perseguidos. Los que no fueron cruelmente esclavizados, tuvieron que someterse al sistema de encomiendas, hasta finales del siglo XVII y principios del XVIII, con la llegada masiva de esclavos africanos para trabajar en las plantaciones de caña de azúcar.

Fundación de la “Ciudad Madre” de El Tocuyo

El Tocuyo fue fundada por Juan de Carvajal, el 7 de diciembre de 1545, con el nombre de Nuestra Señora de la Pura y Limpia Concepción de El Tocuyo.

Se dice que fue la “Ciudad madre” porque su fundación (la tercera ciudad de lo que hoy es nuestro país) fue el punto de partida de la colonización española a gran escala y definitiva del territorio venezolano.

Desde El Tocuyo los conquistadores pudieron explorar y expandirse hacia otros territorios, así posteriormente se fundaron Barquisimeto, Trujillo, San Felipe, Caracas, al igual que Borburata, Cubiro, Carora, Valencia, etc.

Pese a que Coro fue nominal y oficialmente la capital de la Provincia de Venezuela hasta 1576, cuando Caracas toma su lugar, El Tocuyo se preciaba de ser la capital en funciones por la importancia geográfica y económica.

Dentro de la jurisdicción inicial de El Tocuyo se encontraban los pueblos de Quíbor, Cubiro, Sanare, Humocaro Alto y Humocaro Bajo.

La nueva ciudad fue establecida en una zona estratégica para la expansión colonial y lejos del peligro marítimo de las incursiones piratas, floreció rápidamente y en 1563 recibe el título real de “Muy Leal Ciudad de El Tocuyo”.

Dos siglos después la ciudad tenía una población total de 9525 habitantes, contando también a los que residían en los pueblos que se regían bajo el ayuntamiento de El Tocuyo.

Primeras actividades económicas

La primera actividad económica productiva desarrollada por los españoles en El Tocuyo fue la ganadería, para ello desde la fundación de la ciudad llevaron vacas, ovejas, cochinos y caballos para su crianza.

Posteriormente las actividades económicas se diversificaron, aprovechando la fertilidad de la tierra para el cultivo de caña de azúcar, algodón, maíz, cacao, café, trigo, yuca, papa, caraota, guayaba, guanábana, ciruelas, naranjas, higos, etc.

Otra actividad económica importante fue la manufactura de tejidos, en el siglo XVI el Gobernador y Capitán General Juan Pérez de Tolosa instaló en El Tocuyo los primeros telares y con la mano de obra indígena se logra la confección y comercialización de un afamado tejido de gran calidad conocido como “Lienzo Tocuyo”.

La industria panadera también rindió frutos años después con la aparición de los Panes de Tunja y Acemita.

Es necesario acotar que la prosperidad económica de El Tocuyo no hubiera sido tal sin su río homónimo. El río Tocuyo tiene una extensión aproximada de 350km desde su nacimiento en el Páramo de Cendé, hasta su desembocadura en el Mar Caribe en la costa hoy llamada falconiana, incluso hay registros de que este río fue navegable durante varios siglos.

La educación y cultura tocuyana

La población de El Tocuyo era reconocida por su actividad educativa y cultural. En los conventos se educaba por igual a religiosos y laicos y muchos de estos últimos llegaron a ocupar posiciones destacadas en la sociedad colonial.

En el aspecto cultural, surgieron escuelas de pintura de gran relevancia; las expresiones musicales populares como el Golpe Tocuyano y el Tamunangue adquirieron notoriedad, al igual que la fiesta tradicional de La Zaragoza.

Curiosidades

– En El Tocuyo se estableció un Comisariato de la Inquisición, subordinado al Tribunal de Cartagena de Indias. Se tiene conocimiento de juicios inquisitoriales por blasfemias, herejías, brujería, etc.

– El conservador pueblo tocuyano no se unió a la causa patriota. Así como lo leen, desde 1811 hasta 1821, El Tocuyo se mantuvo leal a la monarquía española y manifestó rechazo a los movimientos independentistas, por supuesto, bajo la poderosa influencia de la iglesia católica.  

Inclusive llegaron a organizarse grupos de guerrillas para enfrentar a las fuerzas republicanas. A pesar de ello, personajes tocuyanos como Pedro Montesinos, Juan Bautista Silva, José Trinidad Morán y Alejandro Lucena, sí se sumaron a la lucha por la independencia.

– No fue hasta el 16 de junio de 1821 que El Tocuyo reconoció a Simón Bolívar como Libertador.

-En 1950 un movimiento sísmico destruyó gran parte de las estructuras coloniales originales de la ciudad.

Para saber más

También te puede interesar

Descubre todo lo que traemos para ti en nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad