Aquiles Nazoa, el escritor de las cosas más sencillas
Aquiles Nazoa

Aquiles Nazoa, el escritor de las cosas más sencillas

Aquiles Nazoa fue un reconocido poeta, ensayista, humorista y periodista venezolano.

Su obra se caracterizó por un marcado costumbrismo que reivindicaba las expresiones del pueblo llano, a la vez que exaltaba desde la poesía y el humor lo que él llamó “las cosas más sencillas”, la belleza de la cotidianidad.

En sus textos poéticos o en prosa, Nazoa hablaba con gran ternura de la ciudad que tanto amó: Caracas, a la que conocía en detalle, sus plazas, calles, esquinas, lugares emblemáticos y personajes populares.

Fue un intelectual autodidacta con una gran sensibilidad social y profundamente crítico de la realidad venezolana de su tiempo, lo que expresaba a través del humor en sus sátiras.

Ven para saber más.

Nacimiento y primeros años

Aquiles Nazoa González nació en Caracas, el 17 de mayo de 1920, primer hijo del matrimonio de Rafael Nazoa y Micaela González. Tuvo cuatro hermanos, Elba, Aída, Haydee y Aníbal.

Nazoa creció en el barrio El Guarataro y realizó sus primeros estudios en la Parroquia San Juan, después abandonaría la educación formal para poder trabajar y ayudar a su familia, pero continuó aprendiendo de forma autodidacta toda su vida.

Así describía su infancia el conocido escritor caraqueño en El niño que yo era:

“Mi niñez fue pobre, pero nunca fue triste; fue más bien pensativa y serena y en muchos aspectos fue en la realidad tan hermosa como la revivo en la memoria.”

Los múltiples oficios de Aquiles Nazoa

Siendo el hijo mayor de una familia humilde, Aquiles tuvo que empezar a trabajar a los 12 años. Desempeñó diversos oficios, como él mismo cuenta en su libro El Ruiseñor de Catuche, publicado en 1950:

“He ejercido diversos oficios, algunos muy desagradables, otros muy pintorescos y curiosos, pero ninguno muy productivo, para ganarme la vida. A los doce años fui aprendiz en una carpintería; a los trece, telefonista y botones del Hotel Majestic; y luego domiciliero en una bodega de la esquina de San Juan, cuando esta esquina, que ya no existe, era el foco de la prostitución más importante de la ciudad. Más tarde fui mandadero y barrendero del diario El Universal, cicerone de turistas, profesor de inglés, oficial en una pequeña repostería, y director de El Verbo Democrático, diario de Puerto Cabello. Durante los últimos diez años me he compartido entre las redacciones de Ultimas Noticias, El Morrocoy Azul, El Nacional, Élite y Fantoches, del que fui director.”

En el diario El Universal, donde entró a trabajar a los 15 años, Nazoa pasó de ser mandadero y empaquetador a convertirse en tipógrafo, corrector de pruebas, corresponsal en la ciudad de Puerto Cabello y hasta tuvo su propia columna llamada “Por la misma calle”.

Mientras estaba en El Universal, Aquiles Nazoa aprendió inglés y francés por su cuenta, lo que le permite obtener un empleo como guía en el Museo de Bellas Artes en 1938 y aumentar sus ingresos.

Durante el tiempo que estuvo como corresponsal en Puerto Cabello, Aquiles Nazoa también trabajó como articulista del diario El Verbo Democrático. Desafortunadamente, uno de sus artículos sobre la deficiente gestión de las autoridades con respecto a la erradicación de la malaria, le ocasionó que el Concejo Municipal lo acusara de “difamación” y lo encarcelara en 1940.

“Alguna vez fui encarcelado por escribir cosas inconvenientes, pero esto no tiene ninguna importancia. A cambio de ese pequeño disgusto, el oficio me ha deparado grandes satisfacciones materiales y espirituales.”

Después de su excarcelación, Aquiles Nazoa vuelve a Caracas, allí trabaja en Radio Tropical y como reportero en el diario Últimas Noticias, donde también escribe para la sección “A punta de lanza” bajo el seudónimo de “Lancero” y publica por primera vez sus poemas humorísticos.

Entusiasmado con su faceta de humorista, Nazoa también escribe para el semanario satírico El Morrocoy Azul, utilizando el seudónimo “Jacinto Ven a Veinte”.

Entre 1943 y 1950 colabora en el diario El Nacional y en las revistas Élite y Fantoches (de esta última sería director por algún tiempo).

En ese lapso fundó además las revistas satíricas La Pava Macha y El Tocador de Señoras, dirigió la revista cubana Zig-Zag y participó como co-guionista en la película La Balandra Isabel llegó esta tarde.

Aquiles Nazoa, la dictadura y el exilio

En 1953, la dictadura de Marcos Pérez Jiménez censura el semanario El Morrocoy Azul, por lo que Aquiles Nazoa y demás colaboradores deciden seguir escribiendo en El Tocador de Señoras por un par de años, pese a la constante vigilancia del régimen.

La persecución y represión perezjimenista obligó a Nazoa a mudarse de Caracas y establecerse en Cagua (estado Aragua), donde trabajó como profesor. Sin embargo, en 1956 los esbirros de la Seguridad Nacional fueron hasta Cagua para llevarse a Aquiles Nazoa.

Detenido por la dictadura, el escritor fue llevado a Caracas, luego de unos días disponen su expulsión del país y el destierro a Bolivia, donde Nazoa vive como exiliado hasta la caída de Pérez Jiménez en 1958.

Durante su estadía en la capital boliviana, La Paz, Aquiles realiza una antología de cuentistas de Hispanoamérica y otra de poetas bolivianos.

Regreso a Caracas

Después del derrocamiento de la dictadura, Aquiles Nazoa vuelve a Caracas y de inmediato se dispuso a colaborar en la revista Dominguito, creada ese mismo año por el artista Gabriel Bracho.

Al año siguiente, en 1959, él y su hermano Aníbal (otro reconocido escritor y periodista venezolano) fundan la revista humorística Una señora en apuros, publicación que no duró mucho tiempo en circulación.

En 1960 sale la revista El Fósforo, con Nazoa como editor principal; no obstante, tanto El Fósforo como Dominguito serían censuradas y clausuradas por el gobierno de Rómulo Betancourt.

A pesar de todo aquello, Aquiles Nazoa siguió escribiendo y publicando libros, investigando y dictando charlas sobre diversos temas como literatura, artes plásticas, música, historia, urbanismo (particularmente el caraqueño), entre otros.

Se convirtió en asiduo visitante y usuario de la Biblioteca Nacional, como apasionado lector y autodidacta que era.

Nazoa tuvo la oportunidad de producir y conducir un hermoso programa educativo y cultural de gran calidad llamado “Las cosas más sencillas”, transmitido por la Televisora Nacional Canal 5 desde 1968 hasta 1975.

Obras destacadas

Premios

  • En 1948 Aquiles Nazoa recibió el Premio Nacional de Periodismo en la categoría de Escritores, Humoristas y Costumbristas.
  • En 1967 recibió el Premio Municipal de Literatura del Distrito Federal por su libro Caracas, física y espiritual.

Vida Personal

Aquiles Nazoa contrajo matrimonio por primera vez con Estrella Fernández-Viña Martí, sobrina nieta del escritor y prócer cubano José Martí. Lamentablemente, su esposa Estrella falleció a causa de la tuberculosis poco tiempo después.

En 1949 se casa por segunda vez con María Laprea de Sifontes, viuda como él.

Tuvo cuatro hijos: Atamaica, Claudio, Mario y Sergio Nazoa, además crió como propio a Raúl Estévez, fruto del primer matrimonio de María Laprea.

Fallecimiento

El gran poeta y humorista Aquiles Nazoa murió el 25 de abril de 1976, en un trágico accidente automovilístico mientras circulaba por la autopista Caracas-Valencia, estaba a punto de cumplir 56 años.

Sus restos descansan en el Cementerio General del Sur, en Caracas.

“El humorista que no es bondadoso, cuando no tiene un caudal inmenso de ternura en su corazón, entonces, puede serlo todo, menos humorista.”

Para saber más

También te puede interesar

Descubre todo lo que traemos para ti en nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad