Alexander Von Humboldt
Alexander Von Humboldt

Humboldt y su aporte a la construcción geográfica de Venezuela y Colombia

Nacido el 14 de septiembre de 1769 en Berlín, Alexander Von Humboldt es quizás el alemán más trascendental en las historias de Venezuela y Colombia, así como en la descripción de su geografía y ambiente natural. 

En su libro “Viaje a las regiones equinocciales del nuevo continente”, Humboldt dibuja gran parte de las características de las maravillas naturales del ambiente del norte de Sudamérica y sus delimitaciones geográficas. La obra vio luz en 1826 justo en la efervescencia de los nacimientos independentista de nuestros países. 

Humboldt en Venezuela

Humboldt recorrió por un período de 16 meses el actual territorio de Venezuela. Su destino original era La Habana. Cuba, pero un imprevisto de salud de uno de los tripulantes de la embarcación donde venían los hizo desviar su rumbo hacia Coche y luego a Cumaná.

Un guaiquerí llamado Carlos del Pino, lo guiaría con rumbo a la costa oriental venezolana; la expedición empezó en 1799.

Empezó a recorrer cada lugar del oriente venezolano hasta que se adentró en la Cueva del Guácharo, al norte del estado Monagas. Allí documenta todas las características únicas del lugar y explora casi medio kilómetro del lugar. Luego marcha a Caracas.

Humboldt habla sobre la “fisonomía más europea” de la Caracas de la época y a pesar de no encontrarse con Simón Bolívar, quien se vio marcado por la gesta de Humboldt y así lo expresó en Mi delirio sobre el Chimborazo, escrito en 1822: “Sí podré! y arrebatado por la violencia de un espíritu desconocido para mí que me parecía divino, dejé atrás las huellas de Humboldt empañado los cristales eternos que circuyen el Chimborazo”.

Después de escrudiñar el cerro Ávila o Waraira Repano, Humboldt marcha al sur, a lo más inexplorado del territorio de la entonces Capitanía General de Venezuela. Se va hacia los llano de Calabozo en Guárico y luego comienza su viaje hacia el Orinoco y el brazo del Casiquiare en el Amazonas.

Hace una muestra de especies particulares de la región y luego marcha hacia el actual estado Bolívar. Conoce el Orinoco en casi todo su recorrido y luego sube nuevamente hacia el Oriente, aquella Nueva Andalucía. De allí si viaja a La Habana. 

Humboldt en Colombia

Para viajar a la actual Colombia, Humboldt zarpó desde La Habana y otra vez navegó por toda la costa norte de Venezuela, hasta llegar cerca de Cartagena. De allí fue hasta Turbaco, donde documentó los Volcanes de aire.

Tal como había hecho en Venezuela, el expedicionario alemán se adentró en el principal río del país, el Magdalena y luego llega a Bogotá. De allí marcha al famoso Salto del Tequendama y estudias las culturas indígenas de los Andes colombianos.

En Popayán, al sur de Colombia, permanece un mes, estudia la naturaleza de la zona y marcha hacia Quito, Ecuador. 

El explorador por Simón Bolívar

Humboldt y Bolívar finalmente se conocieron en París en 1804 y volvieron a encontrarse en Roma, en 1805. “Humboldt despertó a Sudamérica con su pluma”, llegó a decir Bolívar. La obra del científico alemán también sirvió de ejemplo a Bolívar para su acción como precursor de la conservación ambiental en América del Sur. Humboldt era un descubridor de verdad, no un colonizador. 

También te puede interesar

Descubre todo lo que traemos para ti en nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad