Ignacio Andrade, el fugaz presidente merideño de Venezuela
Ignacio Andrade en 1898

Ignacio Andrade, el fugaz presidente merideño

Ignacio Andrade fue un militar y político venezolano que ocupó la silla presidencial de Venezuela entre 1898 y 1899 y además desempeñó diversos cargos al servicio del Estado venezolano.

Ven para saber más sobre el único presidente merideño que ha tenido Venezuela

Nacimiento y vida personal

Nació el 31 de julio de 1839, sus padres fueron el general José Escolástico Andrade (oficial del Ejército Libertador que luchó en las batallas de Carabobo, Junín y Ayacucho) y Juana Troconis.

Durante mucho tiempo se creyó que Andrade había nacido en Maracaibo, a falta de su partida bautismal, de hecho así lo reseñaba la Cancillería venezolana. No obstante, en el acta de defunción archivada en el Registro Principal de Caracas, su hijo José declaraba que Ignacio Andrade había nacido en Mérida.

Andrade contrajo matrimonio el 14 de febrero de 1885 con María Isabel Sosa Saa y tuvo siete hijos.

Carrera Militar

Como hijo de un oficial del Ejército Libertador no le fue difícil a Andrade hacer carrera militar por lo que realizó estudios en Venezuela, Estados Unidos y Alemania, para el año de 1873 ya ostentaba el rango de general.

Trayectoria Política

Ignacio Andrade, afiliado al Partido Liberal, fue Presidente del estado Falcón entre 1883 y 1885, Senador por el mismo estado en 1886, gobernador del Distrito Federal en 1892; ministro de Instrucción Pública, diputado por el entonces llamado Gran Estado Miranda y ministro de Obras Públicas durante 1893.

En 1894 es designado presidente del Gran Estado Miranda (que abarcaba los territorios de los actuales estados Miranda, Guárico, Aragua y Nueva Esparta), cargo que ocuparía hasta 1897.

Candidatura presidencial

El 21 de marzo de 1897, el denominado Gran Consejo Eleccionario designó a Ignacio Andrade Troconis como candidato a la presidencia por el Partido Liberal Amarillo (el mismo del entonces presidente Joaquín Crespo).

En el plan de gobierno de Andrade destacaban los siguientes aspectos:

- La unificación del partido liberal bajo la jefatura de Crespo. - Movilización de la riqueza nacional, de acuerdo con expertos de la ciencia económica y conforme a los progresos moderno. - Aceptación de la vigencia de la oposición política. - Incorporación de la juventud a la participación en los puestos públicos. - Lucha contra los abusos y represión del crimen, regenerando al delincuente por medio de la enseñanza, el trabajo y la escuela en penitenciarías adecuadas. - Robustecimiento del Crédito Público a favor del equilibrio de los gastos, del cumplimiento severo de los compromisos y del sostenimiento del patrón oro; establecimiento de la Banca Hipotecaria. - Impulso de las relaciones exteriores de la República, sin menosprecio de su soberanía, sin mengua de sus principios democráticos, ni abandono del derecho americano. - Perfeccionamiento y difusión de los medios de comunicación. - Protección al menesteroso y al infortunado mediante la fundación de establecimientos de beneficencia. - Honra debida a la memoria de los grandes servidores de la Patria.

Elecciones Turbias

El 1 de septiembre de 1897, Andrade se presenta a las elecciones presidenciales. En dichos comicios, Ignacio Andrade se enfrentaría con varios candidatos, entre ellos el caudillo y líder opositor José Manuel “El Mocho” Hernández por el Partido Liberal Nacionalista.

El proceso de votación sería universal, directo y secreto, según establecía la Constitución de 1893, sin embargo, Crespo no parecía muy confiado del triunfo de Andrade ante las simpatías que despertaba la candidatura de “El Mocho” y su abrumadora popularidad. Es así que aquel 1 de septiembre Crespo ordena la ocupación de las mesas de votación por parte de hombres armados con machetes para intimidar a los electores.

Ignacio Andrade supuestamente obtuvo 406.610 votos, en tanto que José Manuel Hernández consiguió sospechosamente apenas 2.203 votos. El triunfo de Andrade fue denunciado como fraudulento e ilegítimo.

Efímera Presidencia

El general Ignacio Andrade asume la presidencia de los Estados Unidos de Venezuela para un período de cuatro años el 28 de febrero de 1898. Pero desde el primer momento debió enfrentar al mismo Joaquín Crespo, que aspiraba manejarlo como títere para preservar su propio liderazgo como caudillo, así como diversas escaramuzas, empezando por la promovida por su ex-contrincante presidencial, José Manuel Hernández, “El Mocho”.

“El Mocho” Hernández lideró el alzamiento conocido como “Revolución de Queipa”, que comenzó el 2 de marzo de 1898.

Joaquín Crespo se puso al frente de las fuerzas que se movilizaron para sofocar el alzamiento, sin embargo cayó abatido en La Mata Carmelera (en el actual estado Cojedes) el 16 de abril de 1898. El general Ramón Guerra toma el lugar de Crespo y después de varios meses, logra vencer y capturar al líder de la rebelión el 12 de junio de ese mismo año.

Después de sofocado el alzamiento del “Mocho” Hernández, Ignacio Andrade tendría que enfrentarse al mismo general Ramón Guerra, quién también aspiraba a disputarle el poder al presidente en funciones.

El presidente Andrade recurre a todo tipo de artilugios, incluyendo reformas constitucionales sin previa deliberación del Congreso, como devolverle la autonomía a los 20 estados de la división territorial previa, apelando a la Constitución derogada de 1864. Esto con el fin de desmantelar el poderoso Gran Estado Miranda y evitar que Ramón Guerra tuviera mayor poder al ser elegido presidente de aquel “mega estado.

Con la aprobación de los consejos legislativos regionales, pero sin el consentimiento del Congreso Nacional, Andrade decreta la concesión de las autonomías en diciembre de 1898.

El general Ramón Guerra había sido degradado a presidente del estado Guárico, por lo que se subleva en Calabozo el 19 de febrero de 1899, siendo derrotado por las fuerzas leales al gobierno un mes después.

Superada esta segunda escaramuza, había otros problemas por enfrentar, la situación económica era crítica debido a la vertiginosa caída de los precios del café (principal producto de exportación de Venezuela para la época) y aparte se presentó una epidemia de viruela.

El principio del fin

El 20 de abril de 1899 el Congreso aprobó la que sería la primera Ley sobre Inversiones Extranjeras, pero la discusión que sentenciaría el gobierno de Andrade fue la aprobación del proyecto de reforma constitucional que daría sustento legal al restablecimiento de las autonomías de los 20 estados, autorizado meses antes por el presidente.

 La aprobación de la reforma constitucional por parte del Congreso fue la justificación para que Cipriano Castro organizara la denominada Revolución Liberal Restauradora que estalló el 23 de mayo de 1899 y que tenía como presunto objetivo restaurar la constitucionalidad que había sido vulnerada autoritariamente por Ignacio Andrade.

La revuelta duró poco más de cuatro meses hasta que los restauradores logran la victoria definitiva en el pueblo de Tocuyito, el 14 de septiembre de 1899. Andrade asume la derrota y el fracaso de su gobierno, por lo que decide partir al exilio el 19 de octubre de 1899.

Apenas estuvo en la presidencia por un año y ocho meses.

Amnistía y Retorno

El general Ignacio Andrade recibió la amnistía de Cipriano Castro el 19 de noviembre de 1903 y fue designado embajador en Cuba, después regresa a Venezuela y a finales de 1907 asume el cargo de Superintendente de la Renta de Licores en el Distrito Federal.

Posteriormente Cipriano Castro sería derrocado por Juan Vicente Gómez, quien designa a Andrade (su consuegro) como ministro de Relaciones Exteriores, entre 1916 y 1917, y luego de Relaciones Interiores, entre 1917 y 1922.

Fallecimiento

El general Ignacio Andrade falleció a las 89 años en el pueblo de Macuto, el 17 de febrero de 1925. Fue enterrado en el Cementerio General del Sur, en Caracas.

Ignacio Andrade, el fugaz presidente merideño de Venezuela

También te puede interesar

Descubre todo lo que traemos para ti en nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad