La Sayona, el ánima que espanta a los infieles
La Sayona

La Sayona, el ánima que espanta a los infieles

Estamos seguros de que escuchaste alguna vez los “cuentos de camino” sobre La Sayona, pero, ¿Quién era esta mujer de oscura y larga cabellera cuyo espectro perseguía a los hombres infieles en los llanos venezolanos desde la época colonial?

Ven para saber más sobre esta espeluznante leyenda del folklore venezolano.

Una celosa mujer llamada Casilda

Según cuenta la leyenda, La Sayona era una mujer muy bella que vivía en lo que hoy es el estado Portuguesa en tiempos de la colonia y cuyo nombre era Casilda.

Resulta que aparentemente Casilda era celosísima y en una oportunidad llegó a sus oídos el rumor de que su esposo, Severiano, la engañaba con su propia madre y con otras mujeres.

Cegada de rabia por los celos, Casilda se dirigió a su casa y, sin mediar palabra alguna, asesinó a su mamá y a su esposo.

Se dice que mientras su madre agonizaba la maldijo, deseando que vagara eternamente sin conseguir jamás el descanso de su alma por los crímenes que había cometido.

La Sayona ¿Cómo es? ¿Qué hace?

Una vez que muere Casilda, su alma empieza a vagar en las noches de los llanos portugueseños a la caza de los hombres que regresaban a sus casas de madrugada después de una jornada de parranda e infidelidad.

La describen como una atractiva y esbelta mujer de cabellos largos y negros, cubierta con una saya (de ahí su fantasmagórico nombre) o vestido largo antiguo de color blanco.

La Sayona se presentaba en los oscuros caminos que transitaban los hombres adúlteros, los seducía y luego los paralizaba de terror, otros más avispados lograban huir despavoridos.

Hay quien dice que iba con el rostro cubierto, otros aseguran que primero mostraba su antigua cara hermosa y una vez conquistada la víctima se transformaba en un ser de aspecto aterrador; o que incluso tenía la habilidad de desdoblarse como perro u otro animal.

La Sayona antecedía su espectral presencia con un repentino viento gélido que producía escalofríos a quienes lo percibían, o con gritos y carcajadas siniestras que hacían huir de miedo a los infieles transeúntes de los tenebrosos y polvorientos senderos.

En definitiva, La Sayona sería la representación de una supuesta ánima en pena condenada a vengarse y castigar los engaños de los hombres mujeriegos por la traición que ella misma sufrió en vida.

Confusiones espectrales

No se debe confundir la leyenda de La Sayona con la de La Llorona, son dos historias completamente distintas, pese a que en ambos casos se trata de ánimas de mujeres atormentadas, solo que una lo era por la infidelidad de su esposo y la otra por la trágica pérdida de sus hijos; pero sobre La Llorona les contaremos más en otra entrega de nuestra sección Misterios a tu Alrededor.

También te puede interesar

Descubre todo lo que traemos para ti en nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad