El general José Antonio Páez en una obra de autor anónimo, obra expuesta en la Galería de Arte Nacional
El general José Antonio Páez en una obra de autor anónimo, obra expuesta en la Galería de Arte Nacional

El José Antonio Páez que no conocemos (Parte I)

¿En qué piensas cuándo te hablan de José Antonio Páez Herrera? ¿Sabías que su segundo apellido era Herrera? ¿Dónde estudió? ¿Qué hacía antes de la guerra? ¿Los amores que tuvo? ¿De dónde surge su amistad con Pedro Camejo “El Negro Primero”?

Ven, para saber más sobre Páez

A grandes rasgos sabemos que Páez fue General en Jefe del Ejército Patriota venezolano, líder de los lanceros que ayudaron a obtener la victoria en la Batalla de Carabobo en 1821 -decisiva para lograr la independencia de España-, que tuvo serias confrontaciones con Bolívar y que fue presidente de la República en tres oportunidades y figura política trascendental de nuestra historia.

Sin embargo, hay datos que quizá muchos no conocen o no recuerdan, en esta primera entrega comentaremos un par de ellos.

Su nacimiento

José Antonio Páez nació el 13 de junio de 1790 en Curpa, población ubicada en lo que hoy es el estado Portuguesa, fue el penúltimo de los ocho hijos concebidos por el matrimonio de Juan Victorio Páez y María Violante Herrera.

La educación de Páez

Páez empezó a recibir clases a los 8 años, en una escuelita particular regentada por una señora llamada Gregoria Díaz, dicha escuela se encontraba ubicada en el pueblo de Guama (localizado en el actual estado Yaracuy).

Sobre el tema de su primera educación, Páez dice lo siguiente en el Tomo I de su Autobiografía:

“Por lo general, en Venezuela no había escuelas bajo el gobierno de España sino en las poblaciones principales, porque siempre se tuvo interés en que la Ilustración no se difundiera en las colonias. (…) Una maestra como la señora Gregoria abría escuela como industria para ganar la vida, y enseñaba a leer mal, la doctrina cristiana que a fuerza de azotes se les hacía aprender de memoria a los muchachos, y cuando más a formar palotes según el método del profesor Palomares. Mi cuñado Bernardo Fernández me sacó de la escuela para llevarme a su tienda de mercería o bodega, en donde me enseñó a detallar víveres, ocupando las horas de la mañana y de la tarde en sembrar cacao.”

El giro inesperado

Una vez que abandona la escuela, Páez se involucra de lleno en el oficio de comerciante, el cual lo llevaría a vivir uno de los episodios que marcaron su vida, en una combinación de imprudencia, desatino y algo de suerte. Resulta que en junio de 1807 la madre de Páez -entonces de 17 años- le encarga una encomienda que debía llevar de Guama a Cabudare (población del actual estado Lara), la encomienda incluía transportar una considerable cantidad de dinero; de igual manera, ante el riesgo de los asaltos, se le proveyó de una espada y un par de pistolas.

El viaje de ida no tuvo novedad, sin embargo, el viaje de regresó combinó la imprudencia de un Páez adolescente y su falta de precaución, pues para jactarse de la suma de dinero que llevaba, hizo parada en una tienda de ropa ubicada en Yaritagua y al pagar exhibió la totalidad del dinero, a fin de que todos los presentes vieran que él era un “hombre de espada y de dinero”. El caso es que nuestro personaje fue asaltado en el bosque de Mayurupí, para defenderse le disparó en la ingle a uno de los tres asaltantes, que muere allí mismo mientras los otros dos asaltantes se daban a la fuga.

Páez logra regresar a su casa pero el temor por el crimen cometido en defensa propia y a que se supiera que él había asesinado a un hombre, lo llevó a escapar y esconderse, así, se internó llano adentro, en el actual estado Apure y consiguió que lo tomaran de peón en el Hato La Calzada, propiedad de Manuel Antonio Pulido, ganando 3 pesos al mes. Su paso por este Hato lo llevaría a involucrarse en la lucha por la independencia 5 años después.

¿Conocías estos episodios de la vida de José Antonio Páez?

Tambíen te puede interesar

Descubre todo lo que traemos para ti en nuestro blog

3 respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad