Primer viaje de Simón Bolívar
Simón Bolívar en el navío San Ildefonso (Ilustración de Mariana González -2024)

El primer viaje de Simón Bolívar

En 1799 Bolívar realiza su primer viaje a Europa, de tres que haría durante toda su vida. En este periplo el aún adolescente Simón pasó por México, Cuba, España y Francia estudió, creció intelectualmente -tanto en conocimientos  como con experiencias- y se enamoró por primera vez de la que sería su única esposa. 

Ven para saber más sobre el  primer viaje de Bolívar.

El joven Simón se embarca hacia Madrid

El 19 de enero de 1799,con apenas 15 años, Simón Bolívar Palacios aborda en La Guaira el navío real de nombre San Ildefonso, con rumbo hacia Madrid. En esta larga travesía del Atlántico hace dos escalas, una en el Puerto de Veracruz y otra en La Habana, debido a un bloqueo en el puerto de la capital cubana Bolívar permanece más tiempo del previsto en el Virreinato de México y aprovecha la circunstancia para recorrer su gran capital.  

Este viaje fue organizado por su tío y tutor legal, Carlos Palacios, preocupado por la educación integral de su sobrino y para que también se relacionara con la aristocracia y alta sociedad madrileña.

Simón ya había pasado un tiempo (año y medio) en el Batallón de Milicias de Blancos de los Valles de Aragua, como parte de su formación militar y de donde salió con el grado de Sub-Teniente.

Después de cuatro meses desde su partida, Bolívar llega al Puerto de Santoña en las costas vascas, en fecha sin precisar con exactitud por los historiadores, entre el 5 y el 31 de mayo de 1799.

Después de un breve recorrido por Vizcaya, Bilbao y La Coruña, Bolívar se dirige a Madrid donde residiría en la casa de Manuel Mallo (presunto amante de la reina María Luisa) en la Calle del Príncipe con sus otros tíos: Esteban -funcionario del Real Ministerio del Tesoro- y Pedro Palacios. Luego se mudarían a una vivienda más amplia en la Calle de Los Jardines.

De igual manera tendría el acompañamiento formativo de Gerónimo Enrique de Ustáriz y Tovar, el Marqués de Ustáriz, con quien también conviviría durante algún tiempo en la Calle Atocha.

¿Qué hizo Bolívar en Madrid?

Se sabe que Simón Bolívar profundizó sus estudios de Matemáticas, Gramática, Filosofía, Idiomas e Historia, con profesores particulares, con la tutoría del Marqués de Ustáriz y en calidad de oyente en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Asimismo practicó equitación, perfeccionó su dominio de las espadas con clases de esgrima, también cultivó su pasión por el baile y, sobre todo, por la lectura a través de las obras de Cervantes, Virgilio, Homero, Dante, etc.

El joven Simón también se convirtió en asiduo participante de las tertulias y los salones de la aristocracia española, donde tendría oportunidad de aprender sobre etiqueta y demás convencionalismos de la “alta sociedad”, así como exponer y demostrar los conocimientos adquiridos, aunque el ambiente no era de su agrado por lo corrompible y decadente que le pareció.

Anécdota con el Príncipe de Asturias (futuro rey Fernando VII)

Se dice que Simón Bolívar, gracias a sus influyentes contactos en la corte del rey Carlos IV, frecuentaba con regularidad el Palacio Real de Aranjuez.

En una de estas visitas disputó una partida de un juego llamado “Volante”, parecido al Bádminton y al Tenis, con el entonces Príncipe de Asturias (quien después se convertiría en el rey Fernando VII, el mismo que Bolívar derrotaría en la Guerra de Independencia); el caso es que durante este juego Simón tuvo una riña con Fernando en la que tuvo que interceder la mismísima reina María Luisa de Parma para calmar a los enfurecidos adolescentes.

María Teresa, su primer amor

«Entonces mi cabeza estaba llena de los vapores del más violento amor y no de ideas políticas»

En Madrid Bolívar también conocería -con tan solo 17 años- a la mujer que sería su primer amor y se convertiría en su única esposa: María Teresa Rodríguez del Toro y Alayza (sobrina del Marqués del Toro), joven aristócrata dos años mayor que él.

Debido a la juventud del novio en un principio hubo cierta reticencia al apresurado matrimonio por parte del padre de María Teresa, Bernardo, quién al igual que los tíos Palacios le aconsejaron al pretendiente que primero viajara un poco y recorriera mundo antes de dar el paso definitivo ante el altar.

Así pues, en 1801 Bolívar se dirige a la ciudad de Bilbao y luego viaja a Francia, donde recorre las ciudades de París y Amiens.

Finalmente, el enamorado Simón regresa a España y convencido de su decisión se casa con su amada María Teresa el 26 de mayo de 1802 en la Iglesia Parroquial de San José, ubicada en la esquina de la calle Libertad con calle Gravina, hoy en su lugar se encuentra un edificio con una placa conmemorativa.

Los recién casados deciden establecerse en Venezuela y se instalan en Caracas ese mismo año. Lamentablemente, María Teresa enferma de fiebre amarilla y muere el 22 de enero de 1803, tan solo ocho meses después de contraer matrimonio; la repentina viudez sería un golpe devastador para Bolívar quien decide volver a Europa para transitar su duelo a finales de ese mismo año.

«La muerte de mi mujer me puso muy temprano en el camino de la política y me hizo seguir el carro de Marte, en vez del arado de Ceres. Si no hubiese enviudado, no sería el general Bolívar».

También te puede interesar

Descubre todo lo que traemos para ti en nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad