Luisa Cáceres de Arismendi: Heroína de la Independencia Venezolana
Luisa Cáceres de Arismendi (Ilustración de Mariana González - 2023)

Luisa Cáceres de Arismendi: Valiente Heroína Venezolana

Pocas veces se menciona la participación de las mujeres del bando patriota durante la Guerra de Independencia de Venezuela, sin embargo, una de esas mujeres: Luisa Cáceres de Arismendi, es referencia histórica obligada, además fue la primera en ser llevada al Panteón Nacional.

Ven para saber más sobre esta heroína venezolana.

Nacimiento y tragedia familiar

Nació en Caracas con el nombre de María Luisa Cáceres Díaz, el 25 de septiembre de 1799, fue hija primogénita del matrimonio conformado por el profesor José Domingo Cáceres y Carmen Díaz, ambos de origen canario.

Queda huérfana de padre a los 15 años, el 6 de marzo de 1814 su padre fue asesinado por tropas realistas, al mando de Francisco Rosete, que tomaron la guarnición de Ocumare del Tuy donde se encontraba Cáceres en calidad de invitado de Juan José Toro. Una semana después, aparece en escena Juan Bautista Arismendi, Jefe de la Comandancia Militar de Caracas, encargado de prestar apoyo a los soldados que se encontraban sitiados en Ocumare, entre quienes estaba uno de los hermanos de Luisa, Félix Cáceres. 

Lamentablemente, las tropas de apoyo dirigidas por Arismendi no lograron su objetivo y Félix Cáceres (entre otros soldados) sería detenido y fusilado.

Emigración a Oriente y Matrimonio con Arismendi

En julio de 1814, durante la llamada Emigración a Oriente y huyendo de la amenaza que representaban Boves y sus tropas, mueren las tías de Luisa Cáceres y de su familia únicamente sobreviven ella, su madre y su hermano menor, Manuel. Juan Bautista Arismendi decide entonces proteger a Luisa y casarse con ella en Margarita el 4 de diciembre de 1814.

En 1815 Arismendi recibió el cargo de Comandante General de todas las Fuerzas de Tierra y Mar y Gobernador Provisional de Margarita; en abril de ese año la isla sería invadida por las tropas del jefe realista Pablo Morillo.

Luisa Cáceres rehén de los españoles

El 24 de septiembre de 1815, Luisa Cáceres de Arismendi, embarazada, es secuestrada y tomada como rehén del bando realista con el objetivo de chantajear a Juan Bautista Arismendi (quién se había ocultado en el Cerro El Copey) para que se rindiera.

Cáceres fue encerrada en un calabozo del Castillo Santa Rosa ubicado en La Asunción, donde se mantuvo firme, al igual que su esposo, Juan Bautista. El 26 de enero da a luz una niña que fallece al poco tiempo de nacer por las terribles condiciones del parto.

Después de varios enfrentamientos, Arismendi tomó como prisioneros a algunos jefes y soldados realistas, el gobernador realista Joaquín Urreiztieta le envía un emisario para proponerle la liberación de su esposa Luisa a cambio de los detenidos, Arismendi se niega rotundamente y responde: “Diga al jefe español que sin patria no quiero esposa”.

Ante la negativa de Arismendi, Luisa Cáceres es trasladada provisionalmente al Fortín de Pampatar, luego a la cárcel de La Guaira y, finalmente, conducida a Caracas y recluida en el Convento de la Inmaculada Concepción el 22 de marzo de 1816.

Los realistas no contaban con las victorias patriotas al mando de Arismendi, así que el Brigadier realista Moxó ordena desterrar y embarcar a Luisa a Cádiz (España) el 3 de diciembre de 1816; el barco sería asaltado por piratas que abandonaron a los pasajeros en la Isla Santa María de Las Azores.

Luisa Cáceres logra llegar a Cádiz el 18 de enero de 1817, es conducida ante el Capitán General de Andalucía y este le impone la condición de “Confinada”, con un estipendio diario.

En Cádiz pretendieron que firmase un documento manifestando lealtad al monarca español y renegar del bando patriota al que pertenecía su marido, Cáceres se negó a hacerlo diciendo: “el deber de mi esposo es servir a la Patria y luchar por libertarla”.

Escape y retorno a Venezuela

Al año siguiente consigue escapar y con la ayuda del Teniente Francisco Carabaño y un ciudadano inglés de apellido Tottem, desembarca en el puerto de Filadelfia, en Estados Unidos. Allí recibe la visita del Coronel Luis Rieux, que había sido comisionado por Juan Bautista Arismendi para acompañar el retorno de su esposa a Margarita, Luisa llegaría a la isla el 26 de julio de 1818, luego de casi 3 años de cautiverio.

En 1819, el 19 de septiembre, el Consejo de Indias dictamina “otorgarle” libertad absoluta a Luisa Cáceres de Arismendi.

Finalmente -y aunque la guerra aún estaba lejos de terminar- la heroína pudo hacer vida familiar con su esposo, con quien tendría diez hijos: Rosario, Aurora, Miguel, Margarita, Luisa Amelia, Ana, Adela, Luisa, Juan Bautista, Abelardo y Dolores.

Vida republicana y últimos años

Ya en tiempos republicanos -en 1835- el General Juan Bautista Arismendi fue designado Gobernador Interino de Caracas, ciudad donde se instala definitivamente y en la que Luisa viviría hasta su fallecimiento el 2 de junio de 1866.

Diez años después, el 24 de agosto de 1876, los restos de Luisa Cáceres de Arismendi fueron trasladados al Panteón Nacional.

Para saber más

También te puede interesar

Descubre todo lo que traemos para ti en nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad