Ponche Crema o Leche de Burra, bebida navideña venezolana
Ponche Crema o Leche de Burra

Ponche Crema o Leche de Burra, bebida navideña venezolana

El Ponche Crema o Leche de Burra es una bebida alcohólica tradicional de Venezuela que lleva leche, azúcar, huevos, especias y alcohol etílico (brandy, ron o cocuy). Suele prepararse y consumirse durante el mes de diciembre y particularmente para las cenas de Navidad y Nochevieja, cuando las botellas de este ponche navideño (el de la marca comercial o el casero) engalanan las mesas venezolanas junto con las hallacas, el pan de jamón, la ensalada de gallina, el dulce de lechosa y la torta negra.

Ven para saber más.

Origen de la bebida

No está clara la procedencia del ponche crema en Venezuela, si bien es una combinación de sabores que se encuentra en varias partes de Latinoamérica, es complicado determinar su origen exacto en nuestro país.

Algunos indicios apuntan a que la Leche de Burra comienza a prepararse en el occidente venezolano, específicamente en las zonas rurales de los estados Falcón, Mérida y Táchira. Dicen que originalmente la receta de este cremoso cóctel se preparaba con leche de burra -literalmente-, azúcar, huevos, canela, clavitos de olor, vainilla, nuez moscada y cocuy (aguardiente autóctono de esa región), o miche, ya subiendo a las alturas andinas. Otras recetas varían el toque etílico con ron, brandy o whisky.

Sobre cuándo empezó a prepararse en nuestro país, aparentemente fue en el siglo XIX. En cuanto a otras versiones similares al ponche crema o la leche de burra en el resto de Latinoamérica y el Caribe, Miro Popic expresaba lo siguiente:

“Existen por toda América diferentes bebidas con la misma base de preparación donde aparecen leche, azúcar, huevos, especias y aguardiente. En Panamá, por ejemplo, le llaman ron ponche y no tienen empacho en nombrarla ron porque eso es lo que le da la malicia necesaria para que la gente se alegre, especialmente en navidad. En Chile la preparan con aguardiente de uva, que llaman pisco, y la denominan cola de mono, cuyo nombre atribuyen a que originalmente era un licor casero que se embotellaba en envases vacíos del famoso producto español Anís del Mono. En Puerto Rico lo llaman coquito y lo hacen con leche evaporada, leche condensada y le agregan un toque de leche de coco. Los peruanos preparan una bebida que llaman biblia a la que, además de yemas de huevo y leche le agregan pisco, vino de oporto y crema de cacao. Los mexicanos llaman a lo suyo rompope y dicen que lo crearon las monjas Clarisas en la ciudad de Pueblo, en el siglo XVII.”

Igualmente podemos acotar que en Argentina también existe una bebida parecida a la que llaman Licor de Huevos y en Estados Unidos podemos encontrar la Caspiroleta o Egg Nog, que se consume en las celebraciones de Acción de Gracias y Nochevieja de ese país.

El Ponche Crema patentado por Eliodoro González Poleo

Eliodoro González Poleo fue un  químico, perfumista, inventor y emprendedor que nació en Guarenas en 1871. A finales del siglo XIX se le ocurrió crear e industrializar una bebida inspirada en la famosa leche de burra, con una receta secreta -en las proporciones de sus ingredientes- hasta el sol de hoy que solo la conocen tres personas de absoluta confianza de los herederos de González Poleo.

La bebida formulada por Eliodoro González P. ve la luz en 1900; su creador la presentaba como “única e irrepetible”, un licor a base de ingredientes perecederos (leche y huevos) preparado para que pudiera preservarse sin tener que refrigerarlo.

En  1904 González obtiene la patente de su producto, otorgada por el mismísimo presidente de entonces, Cipriano Castro.

La cremosa bebida alcohólica era comercializada en la Licorería Central de Eliodoro González -ubicada en el centro de Caracas- y en establecimientos como La Francia y La Mejor, especialmente en la temporada navideña.

El Ponche Crema de Eliodoro González viajó por el mundo de la mano de su creador, así fue como este producto venezolano fue celebrado en la Feria Mundial de San Luis – Missouri (EEUU), obtuvo el premio Grand Prix en Londres (Reino Unido) y fue galardonado en el Salón de Alimentación e Higiene de París (Francia).

El señor Eliodoro González falleció en 1923, no obstante, su versión de la Leche de Burra industrializada y con altos niveles de calidad sigue estando presente en las celebraciones decembrinas de nuestro país, un siglo después.

“(Un buen ponche) tiene sabor a licor y leche. Con cuerpo, no puede ser aguado, que te lo puedas tomar como una chicha. Para mí el punto de comparación es el de Eliodoro González P. He tomado muchos caseros y son buenos, pero este es mi favorito”.

Volvamos a la Leche ‘e Burra artesanal

Actualmente hay dos “corrientes” en cuanto a la preparación casera de este elixir navideño. Una es la tradicional que lleva yemas de huevo y otra es la “modernizada”, que sustituye las yemas por el llamado flan instantáneo o flan de cajita; dado el desagrado que algunas personas dicen experimentar por el “sabor a huevo” en su ponche de crema o leche de burra, o bien por practicidad.

Acá te dejamos las dos versiones para que prepares la de tu preferencia.

Versión Tradicional

Esta es la receta con sus respectivas yemas de huevo.

Ingredientes

  • 4 yemas de huevo
  • 2 latas de leche condensada
  • 1 lata de leche evaporada
  • 3/4 de taza de agua
  • Clavitos de olor
  • Canela en rama o en polvo
  • Una pizca de nuez moscada rallada
  • 3/4 taza de agua
  • Esencia de vainilla al gusto
  • 1 taza y 1/2 (más o menos) del licor de su preferencia, puede ser ron, brandy, cocuy o whisky.

Preparación

Poner a hervir 1/2 taza de agua en una olla junto con una o dos ramitas de canela, los clavitos de olor (cinco o seis) y la nuez moscada rallada. Esperar a que reduzca un poquito, retirar del fuego, colar y reservar.

Aparte, en otra olla, se agrega la leche condensada (una lata) junto con la leche evaporada, la esencia de vainilla al gusto, cuatro yemas de huevo y 1/4 de taza de agua, batimos antes de llevar al fuego para incorporar bien los ingredientes.

Luego ponemos la olla a fuego muy bajito, revolviendo constantemente sin dejar que hierva. Retiramos de la hornilla y dejamos enfriar.

Teniendo todo listo, mezclamos el agua especiada junto con la preparación de las leches y las yemas, preferiblemente en una licuadora. A esto le incorporaremos el licor que hayamos elegido más el contenido de la otra lata de leche condensada y volvemos a licuar hasta homogeneizar.  

Finalmente y con mucho cuidado procedemos a verter el ponche crema casero o la leche de burra en una botella esterilizada y refrigeramos.

Es mejor consumirla después de dejarla reposar al menos una noche, para que se asienten los sabores.

Versión “Modernizada”

Es la receta en la que se utiliza flan de cajita en la preparación.

Ingredientes

  • 1 cajita de flan de la marca que desees
  • 3 tazas de leche
  • 3 cucharadas de azúcar (en caso de que el flan no la tenga incorporada)
  • 1 lata de leche condensada
  • Una taza de ron o del licor de tu preferencia (más o menos, según su gusto)
  • Esencia de vainilla al gusto

Preparación

Hacemos el flan agregando una taza adicional de agua a las indicadas en el empaque para que quede como una crema y no cuaje; removemos constantemente a fuego lento hasta que espese un poco, sin dejar que se formen grumos.

Cuando la mezcla empiece a hervir seguimos removiendo por un par de minutos, luego retiramos del fuego y dejamos reposar hasta que enfríe por completo.

Llevamos la leche condensada y la crema de flan bien fría a una licuadora, a eso le incorporamos la taza de ron y esencia de vainilla al gusto, licuamos hasta homogeneizar y listo.

Finalmente embotellamos nuestro ponche crema o leche de burra en botellas debidamente esterilizadas y refrigeramos hasta que esté bien frío y se hayan asentado los sabores para degustarlo como corresponde.

También te puede interesar

Descubre todo lo que traemos para ti en nuestro blog

9 respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad