El Curruchete, peculiar dulce andino con toques salados
Curruchete

El Curruchete, peculiar dulce andino con toques salados

El Curruchete es un postre típico de la región andina de Venezuela, especialmente de los estados Trujillo y Mérida, cuyos habitantes (sobre todo del páramo) aseguran que es un postre delicioso con una particular combinación de ingredientes y sabores dulces y salados.

Este dulce a base de papelón, especias, queso y pan, es servido, sobre todo, durante las festividades en honor a San Juan Bautista que se celebran cada 24 de junio.

Para que no quede duda de lo tradicional que es, el Curruchete fue incluido en el catálogo del Patrimonio Cultural Venezolano como patrimonio del municipio Urdaneta (La Quebrada) del estado Trujillo.

Ven para saber

Los orígenes del Curruchete

Como suele ocurrir con varios platos de nuestra gastronomía, hay varias versiones sobre la historia del Curruchete.

Por una parte se dice que fue una creación de las comunidades indígenas que habitaban los páramos andinos después de la llegada de los españoles y y la introducción de la caña de azúcar, el ganado y el trigo y que tendría unos 300 años de antigüedad.

Lo preparaban entre los meses de junio y julio cuando aparecen las lluvias e incluso las primeras nevadas del año, para sobrellevar el frío.

Otra versión indica que fue una invención colonial, pero de los criollos, coincidiendo con la época del año en la que arreciaban las precipitaciones y por el dulzor de la preparación y su alto contenido calórico podían calentarse un poco. Con el tiempo, la elaboración del curruchete se restringió a la celebración del Día de San Juan.

Hay quienes atribuyen la creación del postre a la señora Paz Orellana en 1884. La señora Orellana era una beata trujillana que servía a la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, encargada de la custodia de una figura de San Juan Bautista que databa del siglo XVIII.

Cuando esta imagen se deteriora y la sustituyen por otra, se la entregan a Orellana, quien a partir de entonces decidió celebrar el día del santo ofreciendo un poquito de Curruchete a todos los transeúntes que pasaran frente a su casa, los conociera o no, para ayudarles a combatir el frío.

A partir de entonces se extendió la costumbre de preparar el dulce como ofrenda a San Juan en los hogares trujillanos especialmente, aunque también lo hacían en algunas zonas del estado Mérida.

Patrimonio Cultural

Entre los años 2004 y 2007, el Instituto de Patrimonio Cultural realizó el primer Catálogo del Patrimonio Cultural Venezolano, con el fin de hacer un registro de los bienes materiales y manifestaciones inmateriales de la cultura de Venezuela, así considerados por las diferentes comunidades como parte de su herencia cultural.

Fue así que el Curruchete ingresó en el apartado de la tradición oral trujillana, en el cual se explican las particularidades del dulce, ingredientes, elaboración y costumbre de realizarlo en una determinada época del año, asociada además a una celebración religiosa.

El Curruchete forma parte tanto del patrimonio material en cuanto a ingredientes y preparación, como inmaterial porque se transmitió de generación en generación y reviste un carácter comunitario pues se hace justamente para compartirlo.

Receta

Ahora vamos a compartir la receta y algunas variaciones de este sencillo y curioso dulce que podemos encontrar sobre todo en La Quebrada, Valera, Cabimbú, Chorro Blanco y Miquimbós (estado Trujillo), así como en Mucuchíes y Apartaderos (estado Mérida).

Ingredientes

  • 250 gramos de papelón (llamado panela por los andinos)
  • 1 taza de agua
  • 200 gramos de queso blanco para rallar, suave o ahumado, picado en cubos
  • Especias varias como clavitos de olor, pimienta guayabita, semillas de anís y opcionalmente una ramita de canela
  • Pan salado al gusto en trocitos. Aparentemente el pan se agregó posteriormente para hacer rendir el dulce y que fuera más sustancioso. (Según distintas recetas y preferencia de los comensales, el pan puede ser el que sobró de días anteriores, bizcochos, “señoritas”, galletas de soda o hasta panelitas de San Joaquín)
  • Ralladura de limón (opcional)

Preparación

  1. En una olla de fondo grueso se echa el papelón, el agua, las especias y llevamos a cocinar a fuego medio-alto hasta obtener un melao.
  2. Bajamos la intensidad del fuego para agregar el queso previamente cortado y cocinamos por unos 5 minutos, revolviendo con paleta de madera, sin dejar que se derrita por completo. En este punto agregamos el pan o el sustituto de su preferencia, revolvemos y dejamos cocinar por un par de minutos más para que se embeban del melao y a su vez este tome consistencia.
  3. Retiramos del fuego y dejamos reposar para que se asienten los sabores. El postre puede servirse caliente, tibio o frío. Algunas personas le ponen ralladura de limón para darle un punto fresco y otro contraste de sabor.
  4. Se sirve en tazas de café con leche o en las tradicionales de peltre, con una cucharita para postres.
  5. Para conservar se vierte en un envase de vidrio y lo guardamos en la nevera.

Notas

  • Hay personas que le echan un poquito de aguardiente (miche) al momento de consumir para acelerar el proceso de calentamiento del cuerpo en días muy fríos.
  • Entre las modificaciones que ha tenido el dulce está que en algunos lugares le agregan cambur picadito, pero esto no es muy habitual.
  • El Curruchete suele degustarse solo, pero hay quienes lo acompañan con galletas de soda o casabe.
  • Otra variante del Curruchete es hacerlo como bebida, con un melao más ligero y menos pan, para consumir caliente.

Dato Curioso

Se dice que las veces que nuestro Libertador Simón Bolívar estuvo en tierras trujillanas, aunque no era muy dulcero, acostumbraba pedir un poquito de Curruchete para combatir el frío y tener energía.

También te puede interesar

Descubre todo lo que traemos para ti en nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad