El Tequeño, embajador venezolano en las fiestas del mundo
Tequeños caseros recién fritos

El Tequeño venezolano y su historia

No hay celebración, fiesta o rumba venezolana en la que falten el pasapalo y aperitivo) estrella de nuestra gastronomía, el tequeño.

Hoy día, gracias a los millones de venezolanos que hoy se reparten alrededor del mundo, los tequeños se han ganado su lugar como uno de los tentempiés favoritos en las fiestas y reuniones fuera de nuestras fronteras.

Y es que nadie puede resistirse a un buen tequeño.

Ven para saber

¿Qué son los tequeños?

El tequeño es como un palito frito de masa de harina de trigo rellenos de queso. La masa se estira, se corta en tiras y luego se envuelve cada bastoncito de queso blanco llanero en forma de espiral.

Han sido definidos (y desde acá lo confirmamos) como el pasapalo, el aperitivo, la merienda o el tentempié venezolano perfecto, por su exquisita sencillez.

¿Cuál es su origen?

Existen al menos dos versiones sobre el origen de los tequeños, una de ellas refiere que se trató de la cocinera de una familia pudiente en la fresca ciudad de Los Teques, estado Miranda.

Esta cocinera incógnita de finales del siglo XIX aprovechó los restos de masa de otra preparación (que pudo ser pan o pastelitos), se le ocurrió envolver en espiral el queso llanero cortado en bastones y freírlos para compartir con el resto de los trabajadores de la casa; y con el tiempo se popularizó entre las familias y conocidos de estos, hasta que su fama se extendió a todo el país.

Otra versión indica que los tequeños fueron creados en los años 20 (siglo XX) en la cocina de una familia -igualmente de Los Teques- de apellido Báez, que empezó a ofrecerlos en sus fiestas y ante el rotundo éxito, llegaron a venderlos en Caracas.

Se dice que en cada oportunidad que llegaban a la capital del país con sus “enrolladitos de queso”, supuestamente los recibían diciendo “¡Llegaron los tequeños!”. Así pues, según esta teoría, el gentilicio citadino de la familia Báez se extrapoló al producto.

Sea como haya sido, el hecho es que los tequeños se hicieron famosos y comenzaron a prepararlos en toda Venezuela, convirtiéndose en invitado permanente de nuestras reuniones, fiestas y eventos especiales.

Y sí… ¡El Tequeño es VENEZOLANO!

Patrimonio Cultural Venezolano

El 20 de abril de 2023, el Ministro de Cultura de Venezuela informó, a través de su cuenta en la red social X (antes Twitter), que había firmado la inscripción del tequeño en el Registro del Patrimonio Cultural Venezolano.

Que lo sepa Raimundo y todo el mundo: el tequeño es Patrimonio Cultural de #Venezuela. Hoy #20Abr tuve el gusto de firmar el certificado que deja constancia de la inscripción de esta delicia gastronómica de los Altos Mirandinos en el Registro del Patrimonio Cultural Venezolano.

Receta de Los Tequeños

La receta original de los tequeños se realiza a partir de una masa elaborada con harina de trigo, huevo y mantequilla o aceite, rellena de un queso blanco conocido como llanero semi-duro, ligeramente salado. Hay personas que utilizan el queso “palmita” o el queso tipo “paisa”.

Es importante que sea un queso blanco ni muy salado, ni muy neutro o desabrido. Tampoco debería derretirse por completo mientras se fríen los tequeños, de ahí que se recomiende el queso llanero semi-duro, por su consistencia y sabor que contrasta con el ligeramente dulzón de la masa.

Hay una versión “plus”, de tamaño más grande, que se conoce como “tequeñón”. Estos suelen prepararlos o venderlos para desayunos y tentempiés en los puestos callejeros y en las cantinas escolares.

Ingredientes
  • 500 gr queso blanco llanero semi-duro/ queso palmita o “tipo Paisa”.
  • 2 tazas de harina de trigo multiusos
  • 5 cucharadas de mantequilla (preferiblemente) o margarina
  • 1 huevo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 4 a 5 cucharadas de agua fría (o leche)
  • Aceite para freír
Preparación:

Corta el queso en tiras o bastones. Reserva.

Sobre una mesa coloca la harina en forma de volcán, en el medio añadirás la mantequilla y el huevo. Mezcla el agua o la leche con la sal y el azúcar y agrega poco a poco a la harina, amasa hasta obtener una masa suave y elástica que se despegue de los dedos y de la mesa.

Deja reposar la masa por lo menos durante media hora a temperatura ambiente.

En la misma mesa enharinada extiende la masa con un rodillo, hasta formar un rectángulo que no debe ser ni muy grueso, ni muy fino. Corta en tiras lo más uniformes posibles con ayuda de un cuchillo.

Toma los bastoncitos de queso y colócalos en el extremo de cada tira de masa, envuélvelos en forma de espiral, cubriendo completamente y sellando los extremos con los dedos para que el queso no se desparrame al freír.

Calienta abundante aceite a fuego alto en una sartén o paila para freír. Cuando el aceite este caliente, baja el fuego a medio. Con la debida precaución fríe los tequeños hasta que notes que están doraditos y crujientes.

Una vez fritos, pon los tequeños sobre un plato o bandeja con papel absorbente para evitar el exceso de aceite.

Y ya. ¡Listos los tequeños!♥

*Hay recetas que omiten el huevo y otras que añaden polvo de hornear, elige la que mejor te resulte.

*También puedes preparar unos cuantos y congelarlos para tenerlos listos para freír en cualquier ocasión.

Variantes “gourmet”

Puristas y ortodoxos del tequeño alegan que el tequeño, el original y auténtico, solo debe llevar queso blanco semi-duro o similares, y que cualquier otro relleno es un “invento” que nada tiene que ver con los verdaderos tequeños.

El caso es que con el pasar de los años, los cocineros y las cocineras se han ingeniado nuevos rellenos para los tequeños. Entre esas variaciones tenemos otros tipos de queso: amarillo tipo gouda o provolone, mozzarella, feta, manchego, parmesano, etc.

Aparte están los rellenos de chorizo, salchichas, tocineta, etc.

Y por otro lado están los tequeños dulces, rellenos con pasta de guayaba, chocolate, dulce de leche, mantequilla de maní o crema de cacao y avellanas.

¿Te quedas solo con los originales o te atreves a probar los tequeños “gourmet”?

¿Cómo acompañarlos?

Hay quienes prefieren comer los tequeños solitos, sin alterar su sabor original, pero hay otros comensales que gustan de combinar los tequeños con mayonesa, salsa rosada (mayonesa + ketchup), alioli, salsa tártara, guasacaca y hasta picante.

Otras personas los saborean con salsas dulces o agridulces de papelón, parchita, mango, chocolate o guayaba.

El pasapalo estrella venezolano en el mundo

Actualmente, los tequeños son preparados y consumidos en varios países de Latinoamérica, Europa y Asia, son particularmente populares en Argentina, Uruguay, Chile, España, Francia e Italia.

Esta reciente fama muy bien ganada por nuestros tequeños se la debemos en gran medida, como dijimos al principio, a los millones de venezolanos que tuvieron que emigrar alrededor del mundo y han llevado consigo los sabores de Venezuela.

Es un orgullo cuando personas de otros países alaban nuestra gastronomía en general, en este caso los tequeños, y hasta se atreven a prepararlos e introducirlos en sus propias celebraciones.

Es así que el tequeño es un gran embajador venezolano.

Ojalá siempre tengamos razones para celebrar y acompañar nuestras alegrías, donde quiera que estemos, con el sabor de los deliciosos tequeños.

El Tequeño, embajador venezolano en las fiestas del mundo
Tequeños listos para comer

También te puede interesar

Descubre todo lo que traemos para ti en nuestro blog

9 respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad